EL DEBER DE LOS ADMINISTRADORES

EL DEBER DE LOS ADMINISTRADORES

El administrador profesional matriculado….

  • Evitará escrupulosamente la realización de gestiones tendientes a la obtención de consorcios administrados por otro administrador profesional matriculado, ya sea para sí o para otro, en forma directa o indirecta.
  • No intervendrá en asuntos en que actúe otro matriculado, sin darle aviso por escrito.
  • No deberá atraer los consorcios de otro matriculado, pero tendrá el derecho de prestar sus servicios, si le son espontáneamente requeridos.
  • Defenderá los intereses del Consorcio que le son confiados con total lealtad y buena fe, dedicando a ello todas sus energías y conocimiento.
  • Guardará celosamente el secreto profesional, salvo cuando la defensa personal del administrador frente al Consorcio o los consorcistas lo exija.
  • Evitará los gastos excesivos e injustificados, limitándolos a lo necesario para no perjudicar el éxito de su cometido.

(Artículos 11, 12, 13, 14, 15 y 16 – Código de Ética para Administradores de Consorcios – CAPH Córdoba).