SEGURIDAD DEL GAS EN EDIFICIOS

SEGURIDAD DEL GAS EN EDIFICIOS

Para no exponer a los edificios al riesgo de que Ecogás decida el corte de suministro alegando supuestas irregularidades, los administradores de consorcios deben acreditar las constancias sobre la seguridad en el servicio. De acuerdo con el procedimiento estipulado por el ente distribuidor, los pasos a seguir para cumplir con los requisitos a ese respecto son los siguientes:

  • Los administradores deben encargarse, por lo pronto, de encomendar a un gasista matriculado que verifique sobre las partes comunes la ventilación, la regulación y los medidores.
  • Tras ese trámite, deben presentar el denominado «PIG» (Proyecto de instalación de gas – formulario 8614), firmado por el administrador y suscrito por el gasista interviniente, en que se acredite que no se registran pérdidas o fugas ni condiciones inseguras en las instalaciones, garantizando fehacientemente que no hay riesgo alguno para las personas.
  • En el PIG debe constar también que el gasista matriculado trabaja en la readecuación de las partes comunes. Entonces -aclararon-, se puede solicitar un plazo prudencial, según la naturaleza de los trabajos que deba realizar, que se extiende entre 60 y hasta 90 días.
  • Si no hubiera pérdidas, no se requiere la prueba de hermeticidad, que el administrador, sin embargo, podría solicitar por su cuenta para mayor tranquilidad.
  • Terminada la readecuación, el administrador debe pedir la inspección. Si verificara algo fuera de norma, debe solicitar una inspección de Ecogas y pedir tiempo para regularizar.
  • Si el administrador quisiera realizar la readecuación de manera voluntaria y pedir la inspección de Ecogas, deberá presentar, como documentación inexcusable, el PIG, el CTT (Comprobante de Trabajo Terminado) y el plazo estimado de los trabajos.